viernes, 21 de diciembre de 2007

Vaginas Traviesas

Con la mandíbula caída
por babear mocosas
con tetitas erectas
y un ombligo perfumado
a curvas

ellas son así
lastiman el deseo mísero
sólo con existir
chocolate prohibido

así de miel altiva
lamer hasta ahogar
morder sus pezones de licor

y luego mecer
en una hamaca de piel.

Victor Marcelo Clementi

1 comentario:

Fernando Bonatto dijo...

Don Victor
El tiempo es INCLEMENTI ,es hora de reconocer que a cierta edad es hora de la servilleta de papel por la mandibula
Fijese en mi blog y vera, que con alguna diferencia ,tipo EL OTRO YO DEL DR MERENGUE camino las mismas inquietudes
Un abrazo ,extrañando las birras de los miercoles

Fernando Bonatto