viernes, 9 de noviembre de 2007

Aguadébiles marplatenses (Confesiones de un renegado, 6)

Consejos para terminar de una buena vez con la autoayuda


No escribo libros de autoayuda, pero si los escribiera, trataría de que no fueran así:

1) Parten de un falso principio: que todos podemos arreglar nuestros problemas siempre, dependiendo exclusivamente de nuestra buena voluntad y afán de superación. Un individuo, entonces, podrá superar la depresión, la separación del vínculo amatorio o matrimonial, la pérdida de un hijo, una enfermedad terminal propia o ajena, la simple insatisfacción por des-alcanzar las metas personales, y siendo más triviales, seducir actrices de Hollywood, ganar amigos millonarios, obtener el mejor promedio de su generación, triunfar en la Ópera o torcerle el brazo a la ruleta con sólo proponérselo. Nada influye el ambiente, la carga genética o educacional, la alimentación o su falta, las condiciones socioculturales o tener pie plano. Basta leer el libro y hazlo tú mismo. Hijo del cuentapropismo aficionado, ése que enseñaba por correo a armar aviones o reparar la licuadora, el ser humano es un modelo potencial que en vez de recomponer rompecabezas o salir de laberintos, puede, si realmente quiere, obtener la Felicidad Terrena autoempujado por su inacabable ánimo. La vida es una carrera de obstáculos con uno mismo como meta, y adolecen de entidad si son muros de concreto y no hay escaleras, se abre un foso lleno de cocodrilos y se tienen patas cortas o alguien nos engaña con las señalizaciones. Esas trabas las pone uno, chaval. La realidad es lo que uno quiere que sea, y punto.

2) El autoayudista se propone como ejemplo de superación: su extraordinaria experiencia, de altruísta que es, le sirvió para escribir el presente libro, robarle el fuego a Cronos y bajarlo del Olimpo hasta nosotros, pobres mortales desorientados. El Hombre que Venció a las Drogas, el Enfermo Terminal que se Curó, la Divorciada que Doblegó a la Soledad y la Humillación, el Narcotraficante que se Hizo Evangélico y el Asesino Serial que Compró un Orfanato se vencieron en sus peores inclinaciones y luego se hicieron ricos vendiéndoselo a otros. Nadie experimenta en cabeza (y voluntad) ajena, y nadie sale solo del horror en que ha caído, pero tales y sencillas verdades de perogrullo el autor las obvia deliberadamente para establecer el vínculo mentiroso del Vencedor Solitario hacia el Vencido también Solitario. La narración seminovelada articula un método persuasivo a través de una historia que, todo escritor lo conoce, agrega insensiblemente ficción (autoficción) y después, onda fast food espiritual, se entrega a domicilio para indicarnos que además de ciegos o abúlicos somos imbéciles: la solución estaba delante (y dentro) de nosotros y no la advertimos. La vida se presenta complicada, pero su solución es rematadamente simplísima; los complicados somos nosotros, que no dimos con la llave que estaba en el bolsillo. El narrador pasa por alto, o apenas menciona, elementos inefables o bien materiales que se le prodigaron en el peor momento –una puerta entreabierta justo a su paso, un profesional que brindó colaboración, una resurrección médica cuando agonizaba, un pariente, un cambio de clima, la lucidez de otros mientras él se emborronaba—y los relee, torcidamente, como pautas accidentales que él supo ver, y no otro que pasara por lo mismo. Contradicción flagrante, el tipo se dice y sabe excepcional pero cree que sus lectores también lo son. Padeció lo que muchos, pero sólo él se las arregló para salir airoso. Nadie, sin embargo, está dos veces en el mismo contexto, ni se asemeja al modelo, ni sufre del mismo modo, ni vive –siquiera—en el mismo país –aunque lo sea formalmente, desde el tiempo de la escritura al de la lectura ha pasado al menos lo que tardó en imprimirse. Desde el lector, el libro de autoayuda exige una operación compleja: debe simplificarse hasta ser igual, incluso idéntico (lo cual es imposible) al escritor, a fin de que la enseñanza le sea favorable in toto.

3) A veces, no seamos injustos, pedalea en estos libros híbridos –novelas sin final, ensayos en primera persona, digestos indigestos de refranes plagiados y cautivantes—un gurú providencial que emerge en el instante más crítico en la vida del protagonista-narrador. Es el que la tiene clara, el portavoz, una suerte de otro yo que invita al público a ser como él. Su oyente y transmisor de estas verdades reveladas (re-veladas) hace las veces el papel del lector ignorante, que se convertirá en ganador-de-sí-mismo como el escritor lo fue a partir de escuchar atentamente sus enseñanzas. Yo fui tan idiota como tú, capullo, le dice, entre líneas, al receptor. En casos de mayor nivel literario, el autor engarza pequeños apólogos sabihondos de los cuales sonsaca conclusiones autoayudísticas. El mito del mensaje sobrevuela el índice; su consumo informa, sociológicamente, la actual desorientación y soledad del individuo en la aldea global, donde es fácil y casi perentorio sentirse culpable del fracaso y a un tiempo no es práctico reflexionar demasiado sobre él, sino apurar soluciones predigeridas, ya masticadas y puestas en funcionamiento por otros. Como todo en el Mercado, tu problema es propio pero la solución, general. Nueva contradicción: lo que a ti te pasa, le pasa a millones, pero sólo tú lo puedes resolver. Nadie más es responsable. Lo que nos lleva a:

4) Autoayuda, arquetipo de la sociedad liberal. Los autores no han visto un pobre jamás y desde luego, los pobres no leen sus libros –ni pueden comprarlos. La new age philosophy, forma degradada y pauperizada de la ética, la psicología y la religión en obscena mezcolanza fin du siecle, con cachos de hinduísmo y budismo, barruntos brutales de psicoanálisis, nutricionismo para el alma, superstición milagrera, deshechos de ecología, autobiografía hagiográfica y manual de instrucciones, constituye la síntesis de la educación capitalista todo terreno. Nunca habla de progreso social ni manifiesta ideología alguna, no critica la estructura de una sociedad –recordemos: cualquiera puede hacer lo que hice yo conmigo—y cae en la ingenuidad perversa de sostener, en última instancia, que si todos siguiéramos el modelo, el mundo sería mucho más habitable, sin necesidad de políticos o economistas. Así como el referente no es más que un desafío incapaz de cambiarnos el camino, tampoco nos importa lo que le suceda, ya que apenas existe en relación a nosotros. Si todos fueran como yo, el planeta sería hermoso, limpio y feliz. El problema es que los políticos no me leen. Incluso, los autores desprecian el correlato social, como si en el fondo la sociedad fuese enemiga de la voluntad. No debe importarnos a la hora de nuestra superación, pues posiblemente se oponga, al no contar con nuestros supuestos valores. Allá ella. Primero yo, después el mundo. La Felicidad es un producto de mercado, que como tal se compra individualmente, por el importe de la tapa. Siglos de reflexión sobre la eudaimonia, páginas y páginas de filosofía y teología, prédicas y sermones, recetarios sesudos de grandes pensadores, son rápidamente sustituídos por una colecta de aforismos a grandes caracteres y un precio escandaloso.


Gabriel Cabrejas

2 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...

es asi,Don Cabrejas, le falto el que aconseja como esquivarle a La Parca ,pero ese todavia no salio,por ahora al menos.
Creo que la autoayuda a reemplazado al viejo pensamiento critico o peor aun al pensamiento liso y llano.
Son al pensar como los telepastores a San Francisco de Asis o como Fernando Savater a Jean Paul Sartre o algun otro filosofo
Insista Don Gabriel, si se porta bien le regalo un libro de Paulo Coelho
Saludos cordiales y espero su visita en
Http://poesiayramosgenerales.blosgpot.com

PROFESOR COCCA dijo...

TERMINAREMOS TODOS ASI

Estimados : como Profesor Universitario, de la Universidad Kennedy. Dictaba cinco asignaturas, entre ellas, Ejercicio y Administración Farmacéutica. Con mas de 50 excelentes alumnos, inquisitivos, ávidos de adquirir conocimientos, mi misión además de enseñar Legislación Farmacéutica, era explicarles como es esta actividad comercialmente, tal es así, que como trabajo practico averiguamos al azar el costo de un descongestivo nasal en gotas, droga base nafazolina, tiempo en el mercado mas de 40 años, consultado el proveedor mas importante de drogas para la industria farmacéutica, dio el costo por frasco, 0,03 centavo, precio de venta 11,25 pesos, ganancia por unidad 37500 %, por supuesto esto no tiene parangón con ninguna actividad licita, a todo esto se me invita el 5 de junio de 2007 al Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, donde se realizaron unas Jornadas sobre “ Ética y Medicamentos “ estando presentes, legisladores, funcionarios gremialistas , las Cámaras Farmacéutica que supuestamente no habían sido invitadas, pero ahí estaban en segunda fila, farmacéuticos, etc, finalizada la Jornada se podían exponer posiciones de cada uno que quisiera hablar, yo fui uno de ellos y en particular me dirigí a las Cámaras de la Industria a los que tenia a pocos metros, el drama es la accesibilidad de nuestro pueblo a los fármacos, se nos mueren compatriotas, en particular niños ,muchos de ellos muy pequeños y esta gente sin ninguna culpa gana el 37500 %, esto es un escándalo de proporciones y el Estado debe y puede solucionarlo, no puede hacerse el distraído .

La respuesta a mis palabras no se hizo esperar, no para intentar solucionar el tema sino para sacarme del medio. Me cito mi Decano Dr, Capon Filas y La Directora de Farmacia Farmaceutica Magariños, y con un discurso Kafkiano e hiriente, me sacaron la cátedra de Farmacia, días después todas las demás, no estoy arrepentido, no puedo ser cómplice de tamaño despropósito.

Como curiosidad mi ultimo sueldo, aguinaldo incluido fueron 231 Pesos.

Lo saludo cordialmente.

Profesor Universitario.

Eduardo Marcelo Cocca

e-mail : profcocca@gmail.com


ESTOS SON LOS MAIL DE LAS PERSONAS RESPONSABLES DE MI SEPARACION DE TODAS MIS CATEDRAS, ES A LOS EFECTOS DE QUE SI ALGUIEN LES QUIERE DECIR ALGO.
UN FRATERNAL ABRAZO A TODOS
EDUARDO COCCA

Dr. : Rodolfo Capón Filas caponfilas@fibertel.com.ar

Farmacéutica : Maria del Carmen Magariños
magarino@biol.unlp.edu.ar

mcmagarinos@fibertel.com.ar

Rectorado


rectorado@kennedy.edu.ar


Este es un e-mail legal, libre de virus y contiene informacion que consideramos de su interés.
De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26032 la libre distribución este email está autorizada
por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo,
le rogamos acepte nuestras disculpas y nos envie un mail a
ecocca@fibertel.com.ar para no ser contactado nuevamente.



SERVICIO DE INTERNET


Ley 26.032


Establécese que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.


Sancionada: Mayo 18 de 2005

Promulgada de Hecho: Junio 16 de 2005


El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley:

ARTICULO 1°

— La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.

ARTICULO 2°

— La presente ley comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTICULO 3°

— Comuníquese al Poder Ejecutivo.


—REGISTRADA BAJO EL N° 26.032—


DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS DIECIOCHO DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL CINCO.


EDUARDO O. CAMAÑO. — MARCELO A. GUINLE. — Eduardo D. Rollano. — Juan Estrada.