miércoles, 3 de enero de 2018

Oral y dad

fueron los minutos indecentes
en los que eyaculé en tu boca,
recuerdo que dijiste:
ahora poseo tus genes
es posible replicarte.
una nave descendió y marchaste
a convidarme a otros mundos.
ahora toda la galaxia escribe poesía:
un desperdicio,
no existe otra cosa que clonar poesía,
la vagancia ha diseminado
más parásita que la contemplación griega
y aunque fue prohibida continúa secreto:
acaba de boca en boca,
clasndestina

juglar eterna
acaba y acaba, de boca en boca.

Victor Clementi



No hay comentarios.: