miércoles, 20 de noviembre de 2013

Li Po: aspiración



El cuento de Hsu Chuen Gah es de la dinastía Tang está escrito en Mandarín. O sea podría catalogarse de Tang Mandarín.
En alguna antologías y recopilaciones se lo encuentra como Aspiración de Li Po.
Su personaje podría no tratarse del poeta etílico Li Po (también llamado Li Bai, o Li Pai o Li Bo) y ser nada más que una coincidencia de nombres.
Probablemente recopilado por Le Mon Pai (poeta nacido en Mai Pu) o por su discípulo nipón Kagasawa[1]. Rescatado por el argentino Abelardo Festivo. Aldo Orso lo encontró entre las cosas de Festivo en el papel que envolvía los pedazos de un jarrón roto de la dinastía Ming.
 

Li Po aspiraba al desarrollo espiritual. Lograr la sabiduría. Por eso, en el año del conejo, decidió consultar a un monje shaolín sobre qué debía hacer para lograrlo. El respetable monje le pidió que le trajera el tigre más hermoso y terrible de todo el imperio. Para ello debía buscar en el interior, tanto de su conciencia como de la China.
Li Po preparó durante décadas su captura. Aprendió todo lo necesario sobre los tigres y la manera de aprehenderlos. Atrapó varios de ellos pero ninguno le pareció a la altura del pedido del monje.
Cuarenta y siete años después Li Po y sus adláteres fueron a ver al monje shaolín con el más deslumbrante tigre de la China, tan excepcional como peligroso.
El monje, de edad incalculable y vista débil, se acercó a la jaula de la singular fiera para apreciar su magnificencia. El tigre de un zarpazo veloz y certero atrajo al anciano dentro de la jaula y se lo devoró en un santiamén.
Era el año del tigre.

Hsu Chuen Gah


 


Investigación Sergi Puyol i Rigoll para la Ci eN eÑe




1     En idioma japonés significa diarrea, colitis, etc.

2 comentarios:

Max dijo...

eS DEMASIADO GRACIOSO PARA SER VERDAD
Pero yo que soy de imaginación facil, si fuera mina la historia seria otra, estoy seguro de que este tipo de situaciones trajicomicas han sucedido en la antiquísima China.
bIEN POR SACALE JUGO, FUE UN CARAMELO DESASIENDOSE EN MI BOCA Y CASI ESTROPEO EL MONITO R AL ESCUPIR UN ARREGLO QUE TENGO FLOJO EN PLENA CARCAJADA

Max dijo...

eS DEMASIADO GRACIOSO PARA SER VERDAD
Pero yo que soy de imaginación facil, si fuera mina la historia seria otra, estoy seguro de que este tipo de situaciones trajicomicas han sucedido en la antiquísima China.
bIEN POR SACALE JUGO, FUE UN CARAMELO DESASIENDOSE EN MI BOCA Y CASI ESTROPEO EL MONITO R AL ESCUPIR UN ARREGLO QUE TENGO FLOJO EN PLENA CARCAJADA