jueves, 8 de octubre de 2009

Los Textos Prohibidos de Marcel Nasif (HUMOR)

por el Licenciólogo Arístides Orillas

Reseña: El Primer Terrorista literario

Es muy poco lo que conocemos acerca de Marcel Nasif, excepto que el resentimiento lo acercó a la locura. Su madre concedió una entrevista, la única, antes de suicidarse en el Manicomio de Saint Retret, donde confesó que desde muy pequeño Marcel exhibía síntomas de intolerancia social. Sus cuadernos de Jardín eran manchas negras teñidas con rojo sangre, en casi todas las ocasiones.
En la primaria desarrolló un asco mucho más sofisticado hacia sus compañeritos de grado, jamás manifestó un rasgo de compasión hacia ellos. Pero lo más extraño sucedió durante la adolescencia de Marcel: comenzó a escribir poemas, a desahogarse en una suerte de metafísica mundana. Entonces liberó su naturaleza primordial.
El drama estalló cuando quiso publicar un libro. Apenas sabemos y de acuerdo a su progenitora, que ninguna Imprenta reprodujo sus trabajos, absolutamente todas se negaron a leerlos. Además, todos los amigos de Marcel que intentaron editarlo en sus propias computadoras, murieron de la peor manera: de infarto y sangrando tinta por los ojos y las fosas nasales. De allí que le valiera el apodo de "Maldito Aprendiz".
Lo último que nos contó su madre, es que Marcel, una noche violenta, encendió a siete Librerías y a doce Imprentas. Todas ardieron en sólo media hora, y en cada siniestro dejó un grafitti en la vereda de enfrente: LA VENGANZA ES LA OBLIGACIÓN DE LOS JUSTOS. Esto lo convirtió en el primer terrorista literario de la Ciudad. Luego desapareció como si no hubiera.
La misma madrugada de los incendios, la policía allanó su vivienda y secuestró todos sus manuscritos y archivos. Pero gracias a un contacto en Tribunales, arreglo mediante, fue posible rescatar alguno de sus textos malditos, como La Protesta Interior, junto a un subtítulo; La rebelión de las vísceras. Un libro distinto, 42 poemas hacen de prólogo, mientras que el contenido en sí sólo ocupa media página. La Logia de Intérpretes Ocultos de Marcel Nasif, no ofrecen pocas controversias al respecto; aunque sí comparten la intención de la Obra: cada poema ataca a un órgano, músculo o hueso.
Otras fuentes poco y nada confiables, sin embargo afirman que Marcel frecuentaba una Secta Mutante, junto a Renattus de Villaris, El Croata Ebrio, El Guapo Basualdo, Richard Pantus, Las Siamesas Predierich y el histriónico Ayatola Gustav Van der Olaiz, entre otros camaradas alcohólicos de igual o peor calaña que nuestro especímen.
Pero vayamos a los bifes, digo, a los textos en cuestión, fechados en el 2005.
Advertencia: si suena el celular luego de leerlos, no atiendas, puede ser Marcel exigiéndote un comentario.

Firuslabio

tiene cara de herramienta
de puerco carnívoro dietético
de cenicienta si hay cash
en todo caso un beso así no daña
el callejón de estrellas

tiene un rostro devoto
perfume a claustro
árbitro
santuario masturbatorio
que ambula por angostura

tiene un baloncesto en el cerebro
un arco en la aorta una baguette
un tajo mojado con salsa de peyote

tiene caripela de escarapela
pechito argentino bien jugoso
yapa de un conventillo
que hambrea en la vereda
la timba misericordiosa.


No vivas hasta que yo llegue

Orongus erektus
canibaliza la capocha
recalcitrada con vinos alienígenas

agostamente penetrada
por dinastías salsíferas
adyaciste el ciclo onanista

entonces tu fingías
un pezón al advertirme
secretamente segregum
algún fluido errabundo

hacia tu arista mariconeada
por decibeles mongísticos
atrios y otros anómalos humores

orongus in rektus.


Secso

Pido secso y no responden
nadie sabe quien es

entregate a mi pene ritual
a esta jaula de opio
ávida de colonos hembra

quiero secso y nadie accede
no suponen qué es
yo tampoco.


Dudas Indigentes

Me estoy rompiendo en ratos
ya no silbo espadas
cualquier extranjero hace foul
me causa lesbianas lo patético
los urgentes los desesperadamente ellos
arrogantes aceitunas flotando en mierda
criadas entre piojos celestes
y damajuanas con yuyos

otras adrede
aspirantes a Barbie humillándose
en un steep latinizado
como la leche que las bebe

de casi a todo
me resulta insalubre clonado
fotocopiado remixado y otros hados
que temen convertirse en hadas

el destino es un desierto
con bolsas de orín que cuelgan
del único cactus alucinado

no importa
tengo la llave de este cuadro.


Alienario

habríamos cesárea
piedad con quien escribe
de haberlo invierno
me imposiblo

aquí me insecto
desdén desmemoriado
me apocilgo en trincheras taciturnas

sensibleo un arrabal gorrión
hombreciso circunstancio
inmolarme en la moral
entre animal y solar

piedad, almendra de mi dolor
calla siquiera, que provocar al duende....
......................................................................
......................................................................

4 comentarios:

Aldo Rocamora dijo...

me han hecho reir, ustedes están dementes pero no de mentes sino dementes desde Mendoza un abrazo
cuasi telúrico Aldorrocamora@yahoo.com.ar
revista la Fisura

Aldo Rocamora dijo...

me han hecho reir , ustedes están dementes , no de mentes sino dementes un abrazo casi telúrico desde Mendoza Aldo de revista la Fisura

laotra dijo...

muy bueno.

Sergi dijo...

Gracias a Aldo y laotra por sus palabras elogiosas.
Nos alientan a seguir fracasando.
¡Nadie nos podrá apartar del camino de fracaso que hemos elegido!